Descrita como la montaña más bella del mundo, Matterhorn o Monte Cervino (como se le conoce en español), es uno de los destinos vacacionales de nieve más populares del mundo.

Sus más de 4400 m de altura lo posicionan entre los 5 picos más altos de Los Alpes y su singular forma piramidal lo convierte en un punto muy atractivo para los amantes de los entornos naturales. Tal es el encanto de esta montaña, que su imagen ha sido utilizada para representar reconocidas marcas comerciales.

A los pies del Matterhorn, al suroeste de Suiza, se encuentra la ciudad de Zermatt: famoso centro turístico alpino donde los vacacionistas pueden esquiar, hacer montañismo y excursionismo.

¿Cómo llegar a Zermatt?

Zermatt es más que un destino turístico para los amantes de la nieve. Su condición de espacio libre de vehículos de motor permite disfrutar plenamente de sus encantos naturales, apreciar un paisaje irrepetible y experimentar la tranquilidad que nos ofrece un espacio alejado del ajetreo de las grandes ciudades.

Llegar a esta localidad de casas de madera no resulta difícil. Ubicada en la región germanoparlante del cantón de Valais, se puede acceder en taxi desde el pueblo de Täsch, en tren o en helicóptero.

Quienes decidan viajar en auto, sólo podrán llegar hasta Täsch en vehículo propio. Una vez allí, encontrarán varios estacionamientos para dejar su coche y tomar un taxi que los lleve hacia Zermatt.

También desde Täsch salen trenes hasta Zermatt con servicio regular durante todo el día. Además, desde los aeropuertos de Ginebra-Cointrin y Zurich-Kloten es posible llegar cómodamente en tren hasta Zermatt, haciendo solamente un cambio de vehículo en Visp. Se trata de un trayecto que se recorre cómodamente en 3 horas y media.

Una vez en Zermatt, todos los visitantes tienen a su disposición un eficiente servicio de taxis y autobuses eléctricos que facilitan el desplazamiento para aquellos que lo prefieran.

¿Qué hacer en Zermatt?

Para disfrutar la estancia en Zermatt las opciones son numerosas. Es importante aclarar que en esta hermosa localidad los viajeros encontrarán todo tipo de alojamiento. Desde lujosas instalaciones de gran prestigio, hasta las clásicas habitaciones de hotel de montaña, chalets e incluso campings donde pasar la noche muy a gusto.

También es conveniente destacar en este punto, que Zermatt cuenta con una amplia variedad de restaurantes de diferentes categorías. De este modo, los visitantes pueden disfrutar de una amplia variedad gastronómica que enriquecerá aún más su experiencia.

  • Un lugar muy especial para los amantes de los deportes de nieve

Como habíamos comentado, Zermatt es un popular centro turístico alpino, de hecho, es considerada la estación de esquí más alta de Europa. Allí, los amantes de este deporte tienen a su disposición alrededor de 360 km de pistas y 3 ferrocarriles de montaña. Siendo en verano Matterhorn Glacier Paradise la zona para esquiar más grande del continente europeo con 21 km de pistas, dependiendo del estado de la nieve.

  • Acceder a paisajes extraordinarios

Quienes gusten de los deportes de aventura encontrarán en Zermatt-Matterhorn un destino encantador. El senderismo, el excursionismo, el alpinismo y la escalada forman parte de las actividades más practicadas por quienes visitan la zona, encontrándose entre las mejores maneras de disfrutar los encantos naturales del lugar. Entre teleféricos y trenes de montaña, los más aventureros tienen a su disposición opciones que facilitan el acceso a lugares extraordinarios.

  • El tren de Gornergrat

Una de las excursiones más conocidas del Valle de Mattertal es, sin dudas, la del tren del Gornergrat. En este caso, nos referimos al tren cremallera al aire libre más alto del viejo continente, que lleva a sus pasajeros a 3.100 m de altura a través de fascinantes paisajes. Al llegar a la cima, las vistas son espectaculares y no solo nos muestran el Matterhorn, también se pueden apreciar alrededor de 29 cumbres de más de 4000 m de altura.

Es importante mencionar que se trata de una excursión disponible todos los días del año. Sin embargo, una buena recomendación sería comprobar las condiciones climáticas antes de comprar el billete de tren. Esto permitirá a los interesados asegurarse de que podrán disfrutar del viaje a plenitud.

  • Subir el teleférico más alto de Europa

Nuevamente nos referimos a una de las excursiones más impresionantes a las que se tienen acceso desde Zermatt. Se trata del teleférico más alto de Europa, que conduce a los turistas a 3.820 m de altura y los lleva a descubrir paisajes de encantadora belleza protagonizados por el Matterhorn e incontables cimas de tres países diferentes.

Aburrirse en Zermatt es imposible. Hay tantas cosas para hacer que los días de estancia no alcanzan para disfrutar a plenitud todo lo que tiene para ofrecer. Eso sí, al viajar a esta maravillosa localidad es importante tener en cuenta que se encuentra en alta montaña y que las temperaturas pueden variar considerablemente de un momento a otro. Incluso puede llegar a nevar en pleno agosto. Por ello, nuestro principal consejo es que si visitas Zermatt prepara tu equipaje teniendo en cuenta este importante detalle.