Quienes han viajado por Europa reconocerán que gran parte de su encanto está dado por las hermosas construcciones que alberga. Sobre todo, son dignas de admiración aquellas que cuentan con siglos de antigüedad y de las que hoy podemos disfrutar gracias a los trabajos de conservación a los que son sometidas.

Dicho lo anterior, hay que reconocer entonces que entre los monumentos más admirados del viejo continente se encuentran sus catedrales. Fieles exponentes de la cultura de cada nación y portadoras de gran parte de su historia.

Te invitamos a continuar leyendo nuestro artículo, donde exponemos nuestro Top 10 de iglesias de Europa.

1.Templo Expiatorio de la Sagrada Familia, Barcelona

Conocida popularmente como la ¨Sagrada Familia¨, en este apartado nos referimos a la iglesia más visitada de España y al segundo templo más frecuentado de Europa, tras la basílica de San Pedro del Vaticano.

Ubicada en el centro de Barcelona, entre sus elementos más distintivos no podemos dejar de destacar las 18 torres por las que puede ser fácilmente identificada desde cualquier punto de la ciudad. La Sagrada Familia cuenta, además, con otros espacios que le aportan gran majestuosidad destacándose sus fachadas, en especial la de la Gloria. Considerada esta última una verdadera obra de arte donde se encuentra reflejada la muerte, el juicio final, la gloria y el infierno.

2.Catedral de Santa María del Fiore, Florencia

Entre las catedrales más hermosas e importantes de Europa no podemos dejar de mencionar la de Santa María del Fiore, en Florencia. Nos referimos a una de las mejores representaciones del primer Renacimiento Italiano y a una de las iglesias más grandes del mundo. Es considerada, además, la obra maestra del arquitecto Filippo Brunelleschi, siendo su gran cúpula el rasgo más distintivo.

La decoración de sus interiores, protagonizada por valiosas obras de arte, también es digna de gran admiración. Entre los elementos más destacados podemos mencionar las imágenes que representan pasajes del ¨Juicio Final¨ inspiradas en la ¨Divina Comedia¨ de Dante.

Por su alto valor histórico, en 1982 la UNESCO la incluyó como parte del Patrimonio de la Humanidad.

3.Catedral de Granada

Protagonizando el casco histórico de la ciudad, se alza majestuosa la catedral de Granada. En este apartado, nos referimos a la primera iglesia renacentista española, a partir de la cual comenzó una nueva era para el diseño de las iglesias en España.

Aunque su edificación terminó en 1704, su fachada y exteriores siguieron perfeccionándose, motivo por el cual en su diseño pueden apreciarse elementos barrocos que complementan su belleza.  Por otro lado, el interior de sus instalaciones se distingue por ser espacios de mucha luz, decorados con obras de arte que permanecen en perfecto estado de conservación.

4.Sainte-Chapelle, París

Conocida también como Capilla Real de la Île de la Cité, este templo es uno de los mejor conservados de Francia. Su estructura gótica, semejante a un gran relicario, fue concebida para guardar las reliquias de la Pasión obtenidas por el rey San Luis de Francia.

Entre sus mayores atractivos podemos destacar enormes vitrales que permiten la entrada de luz natural a salones decorados con imágenes representativas de la vida y pasión de Jesucristo.

A lo largo de los años, su construcción se ha visto amenazada por guerras e incendios. Sin embargo, a día de hoy podemos disfrutar de ella como una obra maestra de la arquitectura gótica radiante gracias a un excelente trabajo de restauración.

 5.Catedral de Santiago de Compostela

Como parte de las catedrales más importantes de Europa, no podemos dejar de mencionar la de Santiago de Compostela, en España. Se trata de uno de los íconos eclesiásticos más importantes del país, no solo por la belleza de su arquitectura sino por el hecho de albergar la tumba de Santiago Apóstol. De hecho, esto la convierte en el principal destino para aquellos que emprenden el popular ¨Camino de Santiago¨. Una ruta de peregrinación cuya historia tiene siglos de antigüedad.

6.Basílica de San Pedro, Vaticano

Como es de suponer, la iglesia más importante del culto cristiano no puede faltar en nuestro top 10 de iglesias de Europa. Ubicada en la Ciudad del Vaticano, la Basílica de San Pedro es considerada la más grande de la cristiandad, enfatizando con ello tanto su tamaño como su significado para los practicantes de la fe católica. En sus más de 20 000 m2 atesora el trabajo de importantes artistas, destacándose entre ellos Miguel Ángel, Bernini y Rafael. A lo dicho anteriormente, debemos agregar que, en conjunto con la ciudad del Vaticano, esta iglesia conforma el listado de bienes culturales Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

7.Catedral de Sevilla

También conocida como Catedral de Santa María de Sede, esta majestuosa iglesia es la tercera de mayor tamaño del mundo. De marcado estilo gótico, su construcción se llevó a cabo durante el siglo XV y en ella se guardan elementos de gran valor patrimonial. De hecho, toda ella es considerada una joya, donde algunas de sus estancias están valoradas como importantes obras de la historia del arte.

8.Catedral de Milán

Ubicada en la ciudad homónima, la Catedral de Milán es considerada una de las más hermosas, no solo de Europa, sino del mundo. Su construcción, de estilo gótico, tardó casi 6 siglos en ser completada y por su tamaño, puede reunir en su interior alrededor de 40 000 personas.

9.Catedral de Colonia

Otra de las iglesias más bellas de Europa es, sin duda, la Catedral de Colonia. Se trata de un edificio de estilo gótico que, al término de su construcción en 1880 y hasta 1884, fue considerado el más alto del mundo. Sus torres de 157 m de alto le aportan gran majestuosidad, con lo cual se ha convertido en uno de los monumentos más visitados de Alemania.

10.Catedral de San Basilio, Moscú

La Catedral de San Basilio en Moscú, también se encuentra entre las iglesias más hermosas de Europa. Aunque de construcción muy diferente a todas las antes mencionadas, sus cúpulas en forma de bulbo y los alegres colores que decoran su exterior, representan uno de sus mayores atractivos. De hecho, es uno de los monumentos más frecuentados de la capital rusa.

Sin duda un recorrido por estos emblemáticos lugares nos permitirá conocer de cerca los rasgos más representativos de su historia.